Seleccionar página

Retrocesos de Fibonacci

Esta parte trataremos los Retrocesos de Fibonacci. Si aún no has leído la primera parte, donde se presentan algunas consideraciones iniciales para la estrategia DESK, la discusión acerca del manejo del dinero, el movimiento típico del precio del BTC, la estructura típica de una sesión, la definición de soportes y resistencias, o la discusión acerca de líneas de tendencia, es recomendable que lo hagas, ya que son el fundamento teórico de gran parte de la Estrategia DESK.

Acá se presenta una herramienta muy poderosa, los Retrocesos de Fibonacci. Como hemos mencionado en múltiples oportunidades, el precio de un instrumento no se mueve en línea recta, sino que lo hace más bien en forma zigzagueante.

Esto ocurre ya que tanto las subidas y bajadas llegan a un punto de agotamiento, es decir, merma el poder de compra en las subidas y el de venta en las bajadas. Una vez que se produce dicho agotamiento, la tendencia cambia, es lo que se conoce como Corrección.

Cuando existe una Tendencia Primaria, bien sea alcista o bajista, al terminar cada uno los segmentos que la definen, se dice que se ha entrado en una Corrección, y se formará un nuevo segmento en dirección contraria al anterior.

Esta Corrección debe terminar en algún momento. Existe una herramienta muy poderosa para medir su dimensión, basada en la sucesión de Fibonnaci. A la Correción también se le llama Retroceso.

La Sucesión de Fibonacci

Existe una sucesión infinita de números que comienza de la siguiente manera:

0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144,…

siendo sus primeros dos integrantes los números 0 y 1, y de allí en adelante cada elemento se forma como la suma de los dos anteriores. Los elementos de esta sucesión son llamados números de Fibonacci. Esta sucesión tiene propiedades muy interesantes, entre las cuales tenemos que a partir del noveno número:

  • Todo número es aproximadamente el 61.8% de su siguiente: 34/55 = 61.8%, 55/89 = 61.8%,…
  • Todo número es aproximadamente el 38.2% del siguiente de su siguiente: 13/34 = 38.2%, 21/55 = 38.2%,…
  • Todo número es aproximadamente el 23.6% del siguiente del siguiente de su siguiente: 13/55 = 23.6%, 21/89 = 23.6%,…

siendo la más importante de éstas la primera, ya que 0.618 es el inverso del número áureo (también denominado proporción divina o golden ratio), que tiene un valor de 1.618, también conocido como phi.

Se preguntarán que tiene que ver esto con las correcciones, lo incluimos como cultura general para los que no lo conocieran, en realidad nos interesan los tres valores 23.6%, 38.2% y 61.8%, ya que son ellos los que dan vida a los Retrocesos de Fibonacci.

Retrocesos de Fibonacci

Los números de Fibonacci aparecen en la naturaleza en múltiples instancias y también tienen una influencia en la forma en que se mueven los mercados bursátiles.

Digamos que tenemos un movimiento de precio que va desde el punto A hasta el punto B, que conforma uno de los segmentos del zigzag, es decir, ya se ha identificado claramente que antes del punto A y luego del B, las tendencias son contrarias a la mostrada en el segmento.

Utilizando los tres valores indicados antes (23.6%, 38.2%, y 61.8%) más el 50% por su relevancia estadística al dividir en dos cualquier movimiento y el 76.4%, que se obtiene al restar 23.6% al 100%, se crean líneas horizontales en la gráfica para cada uno de estos cinco valores.

Si aplicamos los Retrocesos de Fibonacci a una tendencia establecida, existe una alta probabilidad de que su Corrección termine en uno de los niveles de Fibonacci y la tendencia original retome su curso

El 61.8% se considera el nivel más importante, señalado en la gráfica como 0.618, ya que es el inverso del número aúreo o golden ratio, 1.618. Este nivel tiende a ser la zona de máximo retroceso, en la cual se agota el poder de compra y muchos aprovechan para liquidar (vender) sus posiciones y los vendedores en corto entran al mercado, empujando el precio hacia abajo lo que hace que el precio resuma su Tendencia Bajista. En el caso de las Tendencias Alcistas, es la zona donde los últimos vendedores se rinden y los cazadores de oferta aprovechan para comprar, resumiéndose así la Tendencia Alcista.

Es recomendable esperar confirmación antes de realizar una operación, la cual se da a través de dos o tres Velas que cierren por encima o por debajo del nivel (de acuerdo a la dirección de la Tendencia), confirmando así que dicho nivel se establecerá como Soporte o Resistencia.

Para calcular el valor de cada línea se aplica cada uno de los porcentajes a la diferencia de los precios A y B.

En la práctica no es un cálculo que tengamos que hacer de forma manual.

TradingView, el programa de gráficas mencionado con anterioridad, al seleccionar la herramienta de la barra izquierda que se muestra en la figura, permitirá seleccionar los puntos A y B, y de inmediato creará por nosotros las líneas que representan los Retrocesos de Fibonacci.

En caso de que utilices otro programa de gráficas, lo más seguro es que tenga una herramienta similar para dibujar los Retrocesos de Fibonacci.

Una vez que las dibuja, vas a obtener una gráfica como la que se muestra a continuación:

En la gráfica se han aplicado los Retrocesos de Fibonacci desde el punto marcado como A hasta el marcado como B. Esta técnica, debe aplicarse a Tendencias bien definidas, como en este caso, donde el punto A era el fin de una Tendencia Alcista, hasta el punto B que marca el fin de la Tendencia Bajista que comenzó en el A.

Aunque no se muestra en la gráfica, la Tendencia Primaria es Bajista. Una vez que trazamos los Retrocesos, cuando ya arrancó una Tendencia Alcista (de no ser así no hubiésemos aplicado Fibonacci), esperamos que los niveles de retroceso nos indiquen cuando podría agotarse la escalada del precio (recuerda que estamos en una Corrección). Aquí el elemento clave es la palabra «podría», ya que pudiésemos estar ante un reverso total de la Tendencia Primaria.

A partir del punto B se comienza a observar el comportamiento del precio una vez que se van alcanzando los niveles de Fibonacci. Vemos que la subida del precio se ve detenida por el nivel 0.382, o 38.2%, lo que se señala en la gráfica con el número 1. De allí, este nivel se convierte en Resistencia y el precio vuelve a su Tendencia Bajista original.

Veamos otro ejemplo, esta vez calculando el Retroceso o Corrección sobre una Tendencia Alcista:

De esta gráfica podemos observar lo siguiente:

  1. El largo ascenso que se produce entre los puntos A y B, se ve interrumpido por la larga Vela roja señalada con el número 1. La próxima Vela confirma el fin de la Tendencia, lo que nos permite aplicar los Retrocesos de Fibonacci entre los puntos A y B
  2. Enseguida nos damos cuenta de que la Vela que rompe la tendencia rebota contra la zona del nivel 78.6%, lo que indica que es muy posible que se resuma la Tendencia Alcista pronto
  3. Un intento de recuperación se ve frenado por el nivel 23.6%, pero el nivel 61.8% actúa como Soporte, desde donde se retoma la Tendencia Alcista, la cual vemos como pronto supera al punto B

Veamos un último ejemplo acerca de la fortaleza de los Retrocesos de Fibonacci prediciendo niveles de Soporte y Resistencia durante las Correcciones o pullbacks:

Luego de aplicar los Retrocesos de Fibonacci entre los puntos A y B, podemos observar que:

  1. De nuevo el nivel 0.786 o 78.6% actúa como Resistencia, frenando el intento de recuperación del precio, como lo señala el número 1 en la gráfica
  2. La zona correspondiente al 23.6% (en la caja marcada como número 2) actúa como Soporte del descenso iniciado en 78.6%, lo que inicia un nuevo intento de recuperación, hasta que es detenido en la zona de influencia del 61.8%, señalado con el número 3 en la gráfica
  3. El nivel 23.6%, que había servido como Soporte, es probado varias veces en la caja distinguida como el número 4, pero los compradores no tienen suficiente fuerza para romperla, convirtiéndose así en Resistencia y haciendo que el precio continúe su descenso al recuperarse la Tendencia Bajista

Con esto, llegamos al final de la discusión acerca de los Retrocesos de Fibonacci. En la próxima parte vamos a discutir lo referido al Análisis de Riesgo.

Resumen de la parte 7: Retrocesos de Fibonacci

En esta séptima parte se discutió la teoría de Fibonacci acerca de los Retrocesos.

Los Retrocesos de Fibonacci son una herramienta muy poderosa para predecir los niveles en donde una Corrección puede terminar.

Si aplicamos los Retrocesos de Fibonacci a una tendencia establecida, existe una alta probabilidad de que su Corrección termine en uno de los niveles de Fibonacci y la tendencia original retome su curso.

Los niveles son 23.6%, 38.2%, 50%, 61.8% y 76.4%, considerándose el 61.8% el más importante, ya que es el inverso del número aúreo, 1.618. Este nivel tiende a ser la zona de máximo Retroceso. Sin embargo, cualquiera de los niveles puede indicarlo.

Es recomendable esperar confirmación antes de realizar una Operación, la cual se da a través de dos o tres Velas que cierren por encima o por debajo del nivel, confirmando así que dicho nivel se establecerá como Soporte o Resistencia

Compra o Vende BTC

Opera en HitBTC

Opera en eToro

New_Bitcoin_Banners_ES

Noticias

Evalúa tus Conocimientos

Ahora que has terminado con esta parte, toma el Quiz para comprobar que has entendido la totalidad del tema. Es una herramienta importante para tu aprendizaje, ya que te permitirá reforzar lo aprendido y detectar posibles puntos a mejorar

Evalúa tus Conocimientos

Ahora que has terminado con esta parte, toma el Quiz para comprobar que has entendido la totalidad del tema. Es una herramienta importante para tu aprendizaje, ya que te permitirá reforzar lo aprendido y detectar posibles puntos a mejorar

Para continuar hacia el Análisis de Riesgo, haz clic en el siguiente botón: