Seleccionar página

Son pocas las personas que no han escuchado hablar del Bitcoin. Sin embargo, vamos a repasar de lo que es esta criptomoneda, también conocida como BTC.

Para la mayoría es una criptomoneda o una moneda digital con la cual se pueden comprar cosas. Sin embargo, su concepto va mucho más allá.

Bitcoin es una red consensuada que permite un nuevo sistema de pago y que crea una moneda completamente digital.

¿Para qué una moneda digital?

Desde que se creó el comercio electrónico se ha buscado una solución para que los pagos sean confiables, seguros y para que el público en general, pueda tener más tranquilidad al introducir sus datos.

Hoy existe más confianza pero apenas una década atrás, los usuarios temían colocar sus datos en una red digital porque sospechaban que pudiera haber hackers en el medio del camino tratando de robar su información, lo cual realmente ha ocurrido más de una vez.

Aunque el comercio electrónico es utilizado cada vez más y casi todos los comercios alrededor del mundo lo han adoptado de una u otra forma, todavía existe cierta desconfianza al hacer los pagos.

Existen plataformas como PayPal, Amazon Pay, entre otras, en las cuales la gente tiene más confianza en proporcionar sus datos, sin embargo todavía existe cierto resquemor.

Las empresas siempre han estado conscientes de esa realidad, por lo que desde los inicios del comercio electrónico se ha buscado la forma de hacer estos pagos seguros, confiables y rápidos.

¿Quién inventó el Bitcoin?

Bitcoin es la primera implementación de un concepto conocido como moneda criptográfica, la cual describe por primera vez Wei Dai en 1998 en la lista de correo electrónico “CypherPunks”. Allí se proponía la idea de tener un nuevo tipo de dinero que utilizara la criptografía para controlar su creación y sus transacciones en lugar de que lo hiciese una unidad centralizada (como un Banco, por ejemplo).

La primera especificación del protocolo Bitcoin y la prueba del concepto, fue publicada por Satoshi Nakamoto en 2009 en otra lista de correo electrónico.

Nadie sabe a ciencia cierta quien es Nakamoto. Hay quienes han especulado acerca de que es una persona, otros piensan que es un grupo. En realidad, esto no tiene mayor importancia. De hecho, Nakamoto abandona el proyecto en 2010 y desde entonces la comunidad ha crecido en forma exponencial (se dice que Satoshi tiene 1,000,000 de Bitcoin. ¿Fábula o realidad?).

Hoy en día hay muchas personas desarrollando la tecnología sobre la cual trabaja el protocolo Bitcoin. La anonimidad de Nakamoto ha despertado unas sospechas que en realidad son injustificadas, ya que el BTC está construido sobre la llamada plataforma de código abierto, la cual es pública y cualquier programador en cualquier parte del mundo puede revisar, validar e incluso modificarla, por lo que no queda nada oculto, así que quien lo haya creado pierde toda su importancia. Sería, según Bitcoin.org, tan importante como conocer quien inventó el papel.

El Bitcoin es totalmente descentralizado

La red Bitcoin no es controlada por ningún organismo central, una de sus características más importantes.

El dinero, tal como lo conocemos, está respaldado por un gobierno o su ente emisor. En el pasado, hasta la década de los 70 se utilizaba el Patrón Oro: cuando un gobierno emitía moneda, depositaba su equivalente en oro en la bóveda del banco central del país, de forma que respaldase el dinero emitido.

El Patrón Oro desaparece durante la década de los 70 para dar paso al dinero FIAT, o dinero fiduciario, que es un dinero que está basado en la fe. ¿Qué significa esto? No tiene nada que ver con religión sino en la fe en que el gobierno que emite el papel moneda se hace responsable por el equivalente en valor a ese billete.

Esto crea soluciones y a la vez problemas para la economía ya que los gobiernos pueden emitir a discreción tanto dinero –y a esto se le llama dinero inorgánico- como así lo deseen, lo cual genera inflación.

Hay muchos ejemplos, como cuando Estados Unidos, tratando de detener la crisis del 2008, emite una cantidad de dinero impresionante, aproximadamente 12 trillones de dólares, los cuales ayudaron a recuperar la economía pero a costa de la enorme deuda que crearon.

Sin embargo, Estados Unidos puede darse ese lujo, gracias a un buen y transparente manejo de la economía; otros países no tan ricos, con economías menos desarrolladas, lo que hacen es generar problemas al hacer estas emisiones de dinero inorgánico.

El Bitcoin es totalmente diferente porque no está respaldado por ninguna entidad financiera ni ningún país. Al igual que el dinero FIAT, la fe que se le tenga es lo que le otorga valor, por lo que podríamos decir que es dinero fiduciario, la diferencia es que no hay a quien a reclamar su valor.

Así, su valor lo otorgan sus usuarios y es por ello que a medida que la confianza en BTC crece, su precio también lo hace. Como veremos más adelante, su precio está controlado por la Ley de la Oferta y la Demanda, es decir que cuando haya más demanda que oferta su precio subirá y viceversa.

¿Cómo funciona el Bitcoin?

Desde la perspectiva de usuario, el BTC no es más que una aplicación móvil o de escritorio la cual te permite crear una billetera virtual donde almacenar tus criptomonedas.

El Bitcoin se maneja a través de una contabilidad pública denominada Cadena de Bloques o Blockchain, la cual no vamos a discutir en detalle en este artículo ya que no viene al caso.

El protocolo Bitcoin permite hacer transacciones P2P (Peer to Peer, o Persona a Persona), lo que significa que un individuo le puede transferir a otro cualquier cantidad de Bitcoin sin la necesidad de un intermediario.

Antes de la creación de las criptomonedas o monedas digitales esto no era posible ya que cualquier transacción había que hacerla a través de un banco o una entidad financiera (PayPal, Western Union, o cualquier otra), generalmente a un costo muy elevado. El Bitcoin lo resuelve de manera muy conveniente ya que el costo es mínimo, casi cero, una de las razones que lo posicionan como la moneda del futuro.

Podríamos simplicar su funcionamiento de la siguiente forma: cada persona que posea una billetera digital pasa a ser un nodo de la red a través de su computador o de donde resida la billetera.

Cuando un usuario desea realizar una transacción, su computador envía la dirección de la billetera (la cual, al estar encriptada se convierte en indescifrable) y el monto a todos los nodos de la red. Esta transacción podría ser la compra o venta de un bien o servicio, una transferencia, etc.

La información viaja a través de todos los nodos de la red. En cada nodo se almacena una copia de la Cadena de Bloques o Blockchain, donde se encuentran registradas todas las transacciones efectuadas.

Una vez recibida la información, cada nodo puede comprobar si la dirección es válida y cuenta con los fondos para realizar la transacción. Si la mayoría de los nodos confirma la validez, se procede a registrar la transacción y a ejecutarla, lo que actualiza la Cadena de Bloques.

Esto puede sonar confuso, pero es una solución muy adecuada que nos permite la validación de cualquier operación y gracias a ello no se necesita un ente centralizado que certifique las transacciones.

Se crea una controversia, ya que una vez que el Bitcoin se consolide, los bancos perderán todo el poder que tienen hoy en día, y con ello las multimillonarias ganancias que obtienen.

Al eliminar el ente intermedio, los costos en general bajan.

Infografía tomada de Blockchain.info

¿Utiliza la gente realmente el Bitcoin para pagar?

Cada vez se suman más empresas que lo aceptan como medio de pago aunque todavía sigue siendo un número muy pequeño.

Realmente el Bitcoin todavía está en su infancia, va creciendo aceleradamente aunque el número de negocios que lo aceptan todavía es ínfimo en relación a las tarjetas de crédito o transferencias bancarias.

Sin embargo, la evolución del Bitcoin ha sido impresionante y cada día se suman más y más tanto usuarios como negocios que lo respaldan.

Efectuar pagos con Bitcoin es mucho más simple que hacerlo con una tarjeta de crédito ya que solamente necesitamos la dirección de la billetera digital de donde parte el dinero y la dirección hacia donde llega.

Por ejemplo, si tenemos una aplicación móvil con la billetera digital, a través de ella podríamos transferir directamente -utilizando un código QR o manualmente- la cantidad de Bitcoin que deseamos, y como se dijo anteriormente, a un costo ínfimo, muy rápido.

Para los negocios es muy ventajoso recibir pagos en Bitcoin, ya que una vez que la transacción se asienta en la Cadena de Bloques, es irreversible.

Los negocios de comercio electrónico enfrentan un grave problema al recibir pagos con tarjetas de crédito, ya que hay grupos de usuarios que efectuan compras y luego le dicen al banco que no las hicieron.

El banco generalmente protege al usuario y quita el dinero al comercio, perjudicándolo. Las pérdidas anuales por este concepto son astronómicas, lo que no hace más que aumentar los precios para que los negocios puedan protegerse contra este flagelo. Con Bitcoin este problema desaparece de raíz, por la irreversibilidad de las transacciones.

Además, los comercios deben pagar una comisión por el uso de la tarjeta de crédito, que va generalmente del 0.5 al 3% lo que forma parte del costo, cosa que no ocurre con el Bitcoin, cuyos costos transaccionales son mínimos.

¿Cómo se adquiere el Bitcoin?

Cuando el Bitcoin comenzó a surgir, era muy difícil adquirirlo, ya que por su naturaleza anónima existía mucho recelo acerca de cómo venderlo ya que es una moneda que no está regulada.

Hoy en día es muy fácil. Con una tarjeta de crédito puedes comprar Bitcoin en varias plataformas. Hay unas muy sólidas, como se mostrará más adelante, que te permiten adquirirlo de forma muy sencilla.

Ventajas del Bitcoin

Entre sus ventajas vamos a conseguir la libertad de pagos ya que puedes enviar y recibir instantáneamente cualquier cantidad de dinero desde cualquier parte del mundo en cualquier momento, sin banco, sin horario, sin restricciones, sin fronteras, sin límites y sin impuestos. Los usuarios de Bitcoin siempre tienen control completo sobre su dinero.

La segunda ventaja es que tiene tasas muy bajas. Los pagos con Bitcoin se procesan con tasas muy bajas o sin ninguna. Los usuarios pueden incluir una tasa muy pequeña lo cual acelera su validación. Sin embargo dichos costos son prácticamente despreciables en comparación con lo que cobra una tarjeta de crédito o Paypal.

La tercera ventaja es seguridad y control. Los usuarios de Bitcoin tienen control completo sobre sus fondos. Es imposible que los comercios hagan cargos recurrentes, lo cual puede ocurrir con otros métodos de pago, ya que los pagos con criptomonedas se realizan sin incluir datos personales.

Finalmente, el Bitcoin es neutral y transparente. Toda la información sobre el suministro de Bitcoin está disponible en la Cadena de Bloques (Blockchain). Ésta tiene un registro de todas las transacciones que se efectúan y por lo tanto, cualquiera puede verificarlas. El Bitcoin es criptográficamente seguro, completamente neutral, transparente y fiable.

Desventajas del Bitcoin

La principal desventaja del Bitcoin es su grado de aceptación. Hay muchas personas que todavía no saben lo que es. Aunque cada día más negocios lo aceptan, aprovechando sus ventajas, la lista todavía es pequeña comparada con lo que tenemos en tarjetas de crédito, Paypal, AmazonPay o cualquier tipo de pago.

Sin embargo, esta desventaja es temporal, ya que a medida que más negocios se vayan incorporando a la red, la confianza del Bitcoin irá creciendo.

La segunda desventaja es su volatilidad. La cantidad de Bitcoin en circulación y el número de negocios que lo usan son muy pequeños en comparación a lo que van a llegar a ser en el futuro, por lo tanto eventos pequeños, como grandes movimientos de dinero o especulación en los Mercados -de lo cual hablaremos más adelante- pueden hacer que su precio baje o suba muy rápidamente, lo cual crea una alta volatilidad y afecta significativamente su precio.

En teoría esa volatilidad va a decrecer a medida que el Mercado y la tecnología de Bitcoin maduren hasta llegar a un punto en que se va a hacer tan estable como el dólar, el euro, el yuan o cualquiera de las principales monedas que se usan en el mundo. Realmente nunca hemos visto nacer una moneda y sus prestaciones solamente las podemos imaginar.

Otra desventaja es que es una plataforma cuyo desarrollo está en curso, por lo tanto algunas de sus características todavía están incompletas. Cada día se desarrollan nuevas herramientas y servicios que hacen al Bitcoin más seguro y más accesible a las masas. Aunque muchas de estas prestaciones no están todavía disponibles para el público, pronto lo estarán y harán que la plataforma crezca en forma exponencial.

¿Por qué la gente confía en Bitcoin?

Aunque suene extraño, mucha de la confianza en el Bitcoin proviene de que el Bitcoin no requiere confianza ya que es totalmente código abierto y descentralizado, lo que significa que cualquiera tiene acceso al código completo en cualquier momento, cualquier desarrollador en el mundo puede verificar como funciona y todas las transacciones y los Bitcoin que han sido creados durante toda su historia pueden ser consultados de forma transparente y en tiempo real.

Además, los pagos no dependen de terceros y todo el sistema está protegido por algoritmos criptográficos que son revisados por los nodos de la Cadena de Bloques, parecido a lo que se utiliza en la Banca Electrónica.

No hay ninguna organización o individuo que pueda controlar el Bitcoin, por lo que la red permanecerá segura aunque no se pueda confiar en todos sus usuarios, lo importante es que la gran mayoría de ellos generan confianza.

¿Es legal el Bitcoin?

Hay una gran discusión acerca de su legalidad, aunque no se ha hecho ilegal en casi ningún territorio, hay países, como los que tienen controles de cambio que podrían restringir o prohibir el uso de moneda extranjera y el Bitcoin se considera una de éstas.

Actualmente hay reguladores en diferentes territorios que están tomando medidas para proteger, tanto a las personas como a los negocios que lo utilizan, creando procedimientos acerca de como integrar esta nueva tecnología al regulado convencional del sistema financiero.

Por ejemplo, la Red de Protección de Crímenes Financieros, una Oficina del Ministerio de Hacienda de los EEUU emitió una guía acerca de como se caracterizan ciertas actividades que involucran monedas virtuales.

Mucha gente piensa que el Bitcoin es una herramienta perfecta para ser utilizada para lavado de dinero, terrorismo, venta de drogas y otras actividades ilegales, pero cuando dichas operaciones se efectúan en efectivo, no dejan trazas.

Sin embargo, las operaciones con el Bitcoin sí las dejan y aunque sus usuarios son anónimos y buscan todas las maneras posibles de protegerse para no ser detectados, los algoritmos que maneja el Bitcoin están pensados para hacerlo financieramente seguro y aunque han ocurrido crímenes como los mencionados anteriormente, su cantidad no es significativa. Además, no hay gran diferencia entre hacer transacciones en efectivo o con BTC, y cada día los protocolos de Bitcoin se especializan en protegerse contra este tipo de actividades ilegales.

¿Puede el Bitcoin ser regulado?

El protocolo de Bitcoin no puede ser modificado sin la colaboración de casi todos sus usuarios que eligen el software que utilizan, por ello asignar derechos especiales a una autoridad local dentro de las reglas de una red global no es una posibilidad, haciendo el Bitcoin muy difícil de regular.

Sin embargo, se puede llegar a consensos que hagan su uso aún más transparente. El uso del Bitcoin sí se puede regular de manera similar a cualquier otro instrumento.

Al igual que el dólar, el BTC se puede utilizar para una amplia variedad de propósitos, algunos de los cuales se podrían considerar legítimos o no, dependiendo de las leyes de cada territorio. En este sentido Bitcoin no difiere de otra herramienta o recurso y se puede someter a regulaciones diferentes en cada país.

El uso del Bitcoin se dificultaría si existieran regulaciones muy restrictivas en cuyo caso sería difícil determinar si la tecnología pudiera avanzar. Un gobierno que decida prohibir el Bitcoin podría estar evitando el desarrollo de empresas y mercados nacionales, desplazando la innovación a otros países.

El desafío para los reguladores es, como siempre, el desarrollo de soluciones eficientes, que a la vez no obstaculicen el crecimiento de nuevos mercados y empresas.

El Bitcoin está permitiendo a la gente hacer transacciones bajo sus propias condiciones. Cada usuario puede enviar y recibir pagos de una forma similar al dinero corriente pero también puede realizar convenios más complejos.

El hecho de que existan múltiples validaciones a través de la red y las transacciones solo sean aceptadas si un cierto número de personas confirman que la transacción es válida permite tener una gran protección para los consumidores, al contrario que el dinero corriente y los otros métodos de pago, el Bitcoin siempre deja una huella pública de que se ha realizado una transacción, lo cual podría utilizarse contra los negocios fraudulentos.

¿Cómo se crean los Bitcoin?

En el caso del papel moneda, o dinero FIAT, como ya dijimos, es emitido por el Banco Central de un país o por un ente financiero central.

Los Bitcoin se generan por un proceso competitivo descentralizado que se llama Minería. Los mineros colocan computadores de alto poder al servicio de la red, la cual genera problemas matemáticos criptográficos, muy difíciles de resolver. Los computadores de los mineros compiten por ver quien resuelve primero y el que lo logre es recompensado con una cantidad de Bitcoin por su aporte.

Al resolverse el problema se genera un nuevo Bloque en la Cadena. La recompensa es lo que estimula a los mineros a resolver los problemas para tratar de generar nuevos Bitcoin.

El protocolo está diseñado para que los Bitcoin se creen a un ritmo fijado, lo cual hace que el negocio de la Minería sea muy competitivo. Mientras más mineros haya en la red los problemas se hacen más difíciles, lo cual los obliga a ser más eficientes para lograr su objetivo y reducir su costo operativo.

Ninguna autoridad central, ni ningún desarrollador tienen el poder de controlar o manipular el sistema para aumentar sus beneficios. Cada nuevo Bitcoin que hay en el mundo rechazará automáticamente todo lo que no se ajuste a las normas a seguir.

Los Bitcoin se crean a velocidad predecible y decreciente. El número de Bitcoin creados cada año se reduce a la mitad de forma automática a lo largo del tiempo, hasta que la emisión de Bitcoin se detenga por completo al llegar a los 21 millones de Bitcoin, lo cual se estima que va a ocurrir en el año 2.140.

Llegados a este punto es muy posible que solamente se mantengan los grandes mineros, con el objetivo de validar las transacciones, ya que no van a obtener más recompensas pues no se generarán nuevos Bitcoin.

¿Por qué el Bitcoin tiene valor?

Porque es útil como moneda. Tiene todas las características del dinero como son Durabilidad, Portabilidad, Fungibilidad, Escasez, Divisibilidad y Reconocibilidad, lo cual está basado en propiedades matemáticas en vez de confiar en propiedades físicas, como las del oro y la plata, o en la confianza en autoridades centralistas como las monedas fiduciarias.

Para resumir, el Bitcoin está respaldado por las matemáticas. Con esta clase de atributos, todo lo que necesita esta clase de dinero para mantener su valor es confianza y adopción.

Podemos medir su crecimiento en usuarios, comerciantes y empresas nacientes. Como cualquier moneda el valor se consigue solo y directamente de la gente que quiere aceptarlo como pago.

¿Cómo se determina el precio del Bitcoin?

Como ya dijimos, se determina por la oferta y la demanda. Cuando se incrementa la demanda su precio sube y cuando cae la demanda, baja. Hay un número limitado de BTC en circulación y los nuevos Bitcoin se crean a una velocidad predecible y decreciente, lo que significa que la demanda debe seguir al mismo nivel de inflación para mantener un precio estable, debido a que es todavía un mercado relativamente pequeño comparado con lo que puede llegar a ser.

Hay quienes opinan que el Bitcoin es una burbuja. Un aumento rápido en su precio no constituye una burbuja. Una sobrevaloración que da lugar a una respectiva corrección a la baja es lo que denominamos una burbuja.

Las decisiones basadas en la acción humana individual de cientos de miles de participantes en el Mercado es la causa de que el precio del Bitcoin fluctúe hasta que el Mercado da con el valor real del precio.

Las razones para los cambios de los sentimientos pueden incluir la pérdida de la confianza en el Bitcoin, una amplia diferencia entre el valor y el precio que no esté basada en los fundamentos de la economía del Bitcoin, o el aumento de la cobertura de la prensa, lo que estimula la demanda especulativa.

Como en todo instrumento financiero, el miedo a la incertidumbre, la codicia y el miedo influyen en su precio.

¿Es un problema que haya una cantidad limitada de Bitcoin?

Como mencionamos con anterioridad, el Bitcoin solo va a llegar hasta los 21 millones de unidades. Sin embargo, esto no va a ser nunca una limitación.

El precio del Bitcoin se puede dividir hasta en 8 cifras decimales creando la mínima unidad de Bitcoin que es 0.000001, incluso podría llegar a subdividirse más de ser necesario.

Una curiosidad acerca del Bitcoin

El protocolo de Bitcoin se crea en 2008 y comienza a implementarse como moneda digital. En 2.010, un programador llamado Laszlo Hanyecz le pagó a un compañero de foro 10.000 BTC por dos pizzas de Papa John’s, siendo la primera transacción registrada con Bitcoin.

En ese momento el precio era muy bajo y lo pagado ascendía a unos $30. Hoy en día, esos 10.000 Bitcoin valen aproximadamente $60,000,000.

Esto ocurrió el 22 de mayo de 2.010, y ese día fue bautizado como Bitcoin Pizza Day.

¡Imagina lo que debe estar pensando ese señor hoy día, que pagó sesenta millones por una pizza!

Conclusión

Con esto concluimos, describiendo los principales aspectos y características del Bitcoin, lo que te da un mayor conocimiento del instrumento utilizado en la Estrategia DESK para hacer crecer tu capital.

Para la estrategia no importa mucho como se utiliza la moneda, pero sí importa -de hecho es un pilar de la Estrategia DESK- el hecho de que el precio del Bitcoin crece en el tiempo y que acumulando Bitcoin estamos acumulando valor.

Sin embargo, la estrategia no está basada en que el Bitcoin va a ser el éxito de este siglo sino más bien en el hecho de aprovechar transacciones especulativas de Compra y Venta de la criptomoneda para hacer crecer nuestro capital. Como bono añadido, al crecer el precio del Bitcoin se potencia muchísimo la Estrategia, ya que al ir acumulando Bitcoin y el precio de éste ir creciendo en el tiempo estamos acumulando valor de dos maneras distintas.

Más adelante lo entenderás con mayor detalle.

Evalúa tus Conocimientos

Ahora que has terminado con este artículo, toma el Quiz para comprobar que has entendido la totalidad del tema. Es una herramienta importante para tu aprendizaje, ya que te permitirá reforzar lo aprendido y detectar posibles puntos a mejorar