Seleccionar página

Consideramos a un trader como Inversionista cuando invierte mirando el largo plazo, sin importar los movimientos a corto o mediano plazo. Generalmente se refiere a inversiones de más de seis meses e incluso varios años.

El Inversionista no se fija en las fluctuaciones normales de los precios, sino en el panorama a largo plazo, a diferencia del Day Trader, quien busca movimientos en plazos muy cortos, valiéndose de las pequeñas variaciones en los Precios, o del Swing Trader, quien busca obtener beneficios en Tendencias que se desarrollan a mediano plazo.

« Ir al Índice del Glosario