Seleccionar página

Análisis de Riesgo

En esta sección nos ocuparemos del Análisis de Riesgo, Si aún no has leído la primera parte, donde se presentan algunas consideraciones iniciales para la estrategia DESK, la discusión acerca del manejo del dinero, el movimiento típico del precio del BTC, la estructura típica de una sesión, la definición de soportes y resistencias y líneas de tendencia, o la discusión acerca de los retrocesos de Fibonacci, es recomendable que lo hagas, ya que son el fundamento teórico de gran parte de la Estrategia DESK.

En esta octava parte, cuando ya nos acercamos al final de la descripción de la estrategia, vamos a tratar un punto muy importante, como lo es el Análisis de Riesgo.

A pesar de que la Estrategia DESK está definida para que conlleve la menor cantidad de riesgo posible, ya que nuestra posición siempre será poseer Bitcoin (el cual hemos asumido que crecerá en el tiempo), o poseer Tether (USDT), el cual no varía su precio contra el dólar durante nuestros cortos artificiales (permitiéndonos tener riesgo cero en esas operaciones), cada vez que hagamos una operación de compra de BTC estamos asumiendo un riesgo.

El riesgo es que el precio baje en vez de subir, que es a lo que apuntamos, por lo que debemos controlar este tipo de operaciones, tratando siempre de minimizarlo. Es en este punto donde la mayoría de los traders se descuidan, razón por la cual muchos de ellos no son exitosos.

Aunque tratemos de hacer las operaciones de la forma más inteligente posible, el mercado es incontrolable, por lo que algunas veces los escenarios esperados no se cumplirán, y en esos casos tenemos que asumir la pérdida.

Es parte de la estrategia, está contemplado en ella. Ahora, es necesario prestar mucha atención a este Análisis de Riesgo para garantizar la infalibilidad del plan.

Riesgo y Beneficio

Retomando el ejemplo de la Parte 3, Juan decidió comprar Bitcoin en $7,000 con la convicción de que su precio llegaría a los $10,000.

En este caso, su Beneficio sería de $3,000. Pero esto es sólo parte de la ecuación.

Es necesario preguntarse, ¿cuál es el riesgo de Juan al realizar la operación? Para responderlo, debemos pensar en qué sería lo peor que podría pasar. La respuesta obvia es que el Bitcoin desapareciera, por lo que su precio se iría a cero.

Visto de esta forma, Juan está arriesgando $7,000 para tratar de ganar $10,000. En otras palabras, Juan está arriesgando $0.70 por cada $1. Setenta centavos por cada dólar. Ningún inversionista considera esta proporción como buena.

Ahora, sabemos que es improbable que el BTC se vaya a cero y también que, en cualquier caso, Juan reaccionaría en caso de que el precio comenzase a desplomarse y vendería, cerrando su Posición, así que el cálculo que acabamos de hacer no es correcto, aunque sea el peor escenario posible.

Digamos que Juan ha observado que el precio del Bitcoin tiene un Soporte cerca de $6,200, por lo que decide, en caso de que dicho soporte se rompa y el precio alcance los $6,000, cerrar la posición.

Ahora el escenario cambia. El Riesgo de la operación es de $1,000, es decir, la máxima pérdida en la que podría incurrir en caso de que no se cumpla la subida esperada, sería de $1,000.

Dado que su Beneficio sigue siendo $3,000 y su Riesgo se establece en $1,000, Juan estaría arriesgando $1 por cada $3 que podría ganar, es decir el triple, o una relación de 3:1. Esta es una proporción que muchos inversionistas consideran como buena.

Esto nos lleva a definir lo que se conoce como la relación Riesgo/Beneficio, o Risk/Reward ratio:

La Relación Riesgo/Beneficio es la herramienta más importante para el Análisis de Riesgo. Ella mide la ganancia o Beneficio Esperado de una inversión contra el Riesgo de pérdida de la misma. Se calcula como:

Relación Riesgo/Beneficio = Riesgo / Beneficio

En general, cuando se evalúa la posibilidad de adoptar una Posición, se espera que esta relación esté entre 2:1 y 3:1,  es decir, el resultado de la Relación debe estar entre 0.5 y 0.33. Mientras más bajo sea el número, mejor es la relación. Si se quiere expresar el resultado de la forma 2:1, que es como generalmente aparece en la literatura y es más fácil de ver, ya que sabemos que 2:1 representa $2 de ganancia por cada $1 arriesgado, hacemos la división al revés, y colocamos luego dos puntos y el número 1, como en

Beneficio / Riesgo : 1

por ejemplo, en el caso de Juan 3,000 / 1,000 = 3, así su relación es 3:1

Se podría pensar que una relación 1:1 es suficiente, ya que arriesgar un dólar para ganar uno no suena mal. Sin embargo, hay que tener en cuenta que muchas veces las operaciones no se dan como se espera, en principio porque el control de riesgo nos obliga a cerrarlas antes de que se desarrollen como deberían.

Entonces, si hacemos 10 operaciones y acertamos en 5, obtendríamos 5 dólares de ganancia y 5 dólares de pérdida, es decir, quedaríamos igual que al empezar (muy parecido a jugar rojo y negro en una ruleta). Entonces necesitaríamos ganar en 6 operaciones al menos para obtener una ganancia, que en este caso sería de 2 dólares (+6 – 4 = 2), pero para lograrlo tendríamos que acertar el 60% de las veces.

Hagamos este cálculo con una relación 2:1. Si acertamos en  5 ocasiones, tendríamos

5 x 2 = 10 menos 5 x 1 = 5, total +5,

lo cual es bueno. Acertando sólo 4 veces, tendríamos +8 – 6 = +2. Muy bueno, duplicamos el capital. Sólo tenemos que acertar el 40% de las veces.

Ahora vamos con 3:1. Con 5 aciertos, el cálculo sería

+15 – 5 = +10. Con 4 aciertos, tendríamos +12 – 6 = +6. Con 3, +9 – 7 = +2,

lo cual muestra que con acertar apenas el 30% de las veces, duplicamos la inversión.

Esta última relación nos da un amplio margen de error, lo cual permitirá tener mayor confianza al elegir las Operaciones.

Aunque parezca increíble, el no utilizar este Análisis de Riesgo es lo que hace que la mayoría de los traders fracasen, ya que la mayoría actúan por impulso o emocionalmente, y al obviarlo lo hacen de manera incorrecta.

El problema es que los números que se eligen para aplicar la relación, es decir el Riesgo y el Beneficio son números especulativos. Es muy fácil elegir estos valores de forma que se acomoden al resultado y tener la falsa creencia de que estamos ante una buena Relación Riesgo/Beneficio.

Por ejemplo, Juan podría haber elegido $10,000 como Beneficio ya que el precio estaba subiendo con rapidez y haber pasado por alto el hecho de que había una Resistencia en $8,000, en cuyo caso su Beneficio real no era $3,000, sino que era $1,000, al igual que su Riesgo, por lo que la relación era 1:1, lo que la convertía en una operación que no debería ejecutarse. Es importante tomarse el tiempo para analizar muy bien la gráfica y asegurarse de que los valores que se escogen son correctos y no obedecen a nuestro deseo de realizar la operación.

TradingView nos ofrece una herramienta para realizar este cálculo de una forma simple y con una representación visual que nos deja analizar rápidamente la relación.

Para hacer uso de la misma, hay que seleccionar en el menú de la izquierda «Posición Larga», como se muestra en la imagen (también se puede utilizar para medir el impacto de una de nuestras posiciones cortas artificiales al seleccionar «Posición Corta»). Una vez seleccionada la herramienta, se hace clic en el punto en que estamos pensando entrar al mercado y el sistema dibuja las zonas de Riesgo y Beneficio.

El cálculo inicial que hace TradingView está determinado por los parámetros que le hayamos definido, pero lo que nos interesa es ajustarlo a los valores propios de la operación que estamos considerando como factible. En la siguiente imagen se muestra un ejemplo, con la relación ya calculada:

Al hacer clic en el punto señalado como A, se crean dos zonas, correspondientes al Riesgo y al Beneficio. Haciendo clic en los círculos blancos podemos ajustar estos valores según nos convenga. La zona rosada corresponde al Riesgo y la verde al Beneficio, pero estos valores pueden ser ajustados a tu gusto.

Al evaluar esta posible Posición, existía una zona de Soporte alrededor del punto A, que había tratado de ser violado sin éxito, por lo que se consideró el mínimo de la Vela Roja cuando fue defendido con éxito, como el punto en donde dicho Soporte perdería validez.

Por tanto, al llevar el círculo inferior hasta ese punto, que se distingue con el número 1 en la gráfica, se convierte en el máximo Riesgo aceptado al tomar esa Operación.

Por otro lado, existía una Resistencia, señalada con una línea roja, que sería el punto en donde se consideraría cerrar la Posición en caso de tomarla. Hasta allí, hasta el punto señalado como 2, se estiró el círculo blanco superior, definiendo así el máximo Beneficio.

En la medida que se mueven ambos puntos, se recalcula la Relación Riesgo/Beneficio, la cual se muestra dentro de un rectángulo negro. En este caso la relación es representada por el número 3.63, que en realidad significa 3.63:1, es decir nos permitiría obtener $3.63 por cada $1 invertidos.

Esta relación nos presenta una gran oportunidad. Como se dijo anteriormente, debemos esperar la siguiente Vela para confirmar que el Soporte se mantiene, como de hecho se observa en la gráfica que ocurre, y por tanto, en la siguiente Vela, cuando el precio se acerca a nuestro punto de entrada, podría tomarse la Posición.

Observa que el mínimo de esta Vela no llega a tocar el Soporte, aunque está muy cerca de hacerlo, por lo que a discreción se podría tomar la Posición. Lo mismo pasa con el Beneficio. Muchas veces es mejor cerrar la posición cuando el precio está muy cerca de alcanzarla. Recuerda que tanto los Soportes como las Resistencias son Zonas más que líneas.

Controlando el Riesgo: Stop Loss

Hasta ahora hablamos del Riesgo máximo que estamos dispuestos a asumir, pero no se ha dicho como se va a controlar este aspecto.

Juan se decidió y logró comprar 1 BTC en $7,000, ya que su relación R/B de 3:1 era muy buena.

Ahora Sólo tiene que esperar que el precio llegue a $10,000 para vender y continuar con la estrategia.

Sin embargo, Juan tiene que considerar el hecho de que el precio puede bajar, y en el caso de que el precio baje de $6,000, cerrar su posición de inmediato y asumir la pérdida.

Juan, consciente de ello, comienza a observar el movimiento del precio. Pueden ocurrir diversos escenarios:

  1. El precio sube hasta $7,300, luego baja a $7,100, sube a $7,250 y comienza a bajar. Se hace tarde y Juan, cansado por el estrés, decide irse a dormir, convencido de que el precio al menos se mantendrá en ese rango, pero con la esperanza de que en la mañana habrá subido considerablemente. Ansioso, se levanta temprano, y descubre que el precio se encuentra en $5,600, una pérdida mayor al Riesgo que se había planteado
  2. Luego de llegar a $8,300, el precio se desploma y se acerca a los $7,000. Juan revisa su análisis inicial, lo que le da confianza. El precio sigue bajando, llega a $6,400, sube a $6,600 y vuelve a bajar a $6,200. A medida que el precio se acerca a los $6,000, Juan comienza a comerse las uñas. Baja a $5,800. Juan está a punto de vender, pero se dice a si mismo que no estaba equivocado cuando analizó la entrada. Decide esperar una Vela más, seguro de que volverá sobre los siete. Sin embargo, el precio sigue bajando y llega a $5,500. Nervioso, con la mano sobre el ratón para vender, espera un poco más. Al final vende en $5,200, casi duplicando el Riesgo inicial que se había planteado
  3. El precio comienza a bajar y rápidamente llega a $6,000. En vez de vender, Juan se dedica a buscar en la web la razón por la cual el mercado está cayendo, donde consigue opiniones encontradas. Decide guiarse por las que dicen que el precio, definitivamente, tiene que subir. Cuando vuelve a la pestaña de los precios, se da cuenta de que ya está en $5,300. No está seguro si vender o esperar un poco más
  4. El precio se mueve en la dirección correcta, y luego de una semana alcanza el objetivo de $10,000, momento en que Juan cierra la operación

Lo único que es seguro es que Juan no estaba siguiendo -o no había comprendido- la Estrategia DESK.

Los escenarios se presentaron de esta manera para ilustrar algunos puntos que son muy importantes para la ejecución de la estrategia, para nuestra tranquilidad y salud mental. Analicemos cada uno de los escenarios:

  1. El primer error de Juan es esclavizarse a observar el mercado. Una vez que se adopta una Posición, el trabajo está hecho. Esta sólo puede tener dos resultados: alcanzar su objetivo, cuando el precio llegue al Beneficio estipulado, o cerrarse porque alcanzó el máximo Riesgo aceptado (en un momento hablaremos acerca de como automatizar el control del Riesgo y el Beneficio). Su segundo error es estresarse por el resultado: no tiene sentido hacerlo, ya que ello no influirá. Es por eso que se debe escoger una buena relación R/B. Algunas operaciones resultarán, otras no. Pero los promedios juegan a nuestro favor y al final el objetivo será alcanzado. No es cuestión de esperanza ni de suerte. Es necesario aprender a ver el Mercado de manera fría, para que no nos cause ningún tipo de estrés
  2. Muchas personas sufren del síndrome de no querer aceptar que están equivocadas. En este medio, eso es fatal, sólo lleva a pérdidas. Al final, no es cuestión de estar equivocado. Esto es un juego de probabilidades, donde nadie sabe lo que va a ocurrir, y hasta en los momentos en que es obvio que el precio debe moverse en una dirección, a veces hace lo contrario. Así que no debemos pensar en estar equivocado o acertar, es cuestión de saber jugar con las probabilidades. Si Juan no se hubiese dejado llevar por las emociones, habría cerrado la posición en el momento preciso y hubiese comenzado a buscar una nueva oportunidad
  3. Tratar de explicarse por qué el precio se mueve en una determinada dirección es un ejercicio inútil. Para eso está el Análisis Técnico. Otro error común es tratar de buscar excusas para justificar el mantener una posición abierta, cuando debería cerrarse y pasar la página. Como ya dijimos, nadie es dueño de la verdad y nadie sabe lo que va a ocurrir, así que el que alguien, por muy influyente que sea, tenga una visión, no significa que debemos apoyarnos en ella. Si se alinea con nuestro plan, bienvenida. Si se aleja, debemos alejarnos también
  4. En alguno de los escenarios Juan tenía que salir bien librado 🙂

El punto en común en todos los escenarios es el hecho de que Juan está manejando el Riesgo a discreción, es decir, tiene en su mente el precio al que se supone debería liquidar. En muchos casos -y se puede afirmar que esto hace la diferencia entre un excelente operador y los demás- la mente nos lleva a cometer estos errores y algunos peores. Quienes pueden controlar su mente siempre serán triunfadores.

Existe un método automatizado para controlar esto. Si se fijan en la gráfica anterior, cuando TradingView analiza el R/B, en la parte del Riesgo vemos la palabra «Stop«en la parte inferior, donde se cuantifica el Riesgo. Cada vez que realizamos una operación, la hacemos a través de una «Orden», siendo las elementales las órdenes de compra (con las que iniciamos una Posición Larga) y las órdenes de venta (con la que liquidamos o cerramos una Posición), pero también existe un tipo de orden especial, que se llama «Stop-Limit» y cuyo objetivo, es justamente, automatizar el manejo del riesgo.

En la próxima parte hablaremos acerca de como se crean los tres tipos de orden, pero la orden Stop-Limit es una orden que se crea después que tenemos una Posición, y en la cual indicamos que si el precio llega a un límite que definimos (el Riesgo), el sistema debe Cerrar (Liquidar) la Posición.

Cabe preguntarse, entonces, si existe esta automatización, por qué tanta insistencia contra las acciones del pobre Juan. La respuesta es que aunque exista este tipo de órdenes, muchas veces los Operadores no las usan, o las colocan para luego cambiarlas a su conveniencia a medida que se va presentando cada uno de los síndromes descritos.

Juan podría haber colocado su orden Stop-Limit y haberla cancelado cuando el precio se acercaba a su ejecución porque «sabía que el retroceso era temporal», o por miedo a que «le ejecutaran la orden para luego ver como el precio rebotaba hacia el cielo» o cualquier excusa similar. Lo importante es que una vez que analices la Operación y te decidas a entrar en el mercado, debes colocar la orden de inmediato y no moverla hasta que se termine la operación, excepto cuando la mueves a tu favor, como veremos en el próximo artículo que puede hacerse. Un buen Análisis de Riesgo siempre será tu mejor aliado.

Operando con la Relación Riesgo/Beneficio

Vamos a ver como utilizar la Relación Riesgo/Beneficio a la hora de decidir entrar en el mercado. La gráfica que se muestra a continuación muestra que cada vez que se alcanzaba la Zona de Soporte el precio rebotaba con fuerza.

Lo mismo, pero al contrario estaba ocurriendo con la Resistencia, lo que crea grandes oportunidades, aunque hay que tener cuidado por la violencia de los movimientos. Veamos:

Pueden observarse distintos puntos de Resistencia, los cuales están marcados con la letra R en un círculo rojo y los cuales se utilizaron para definir una Zona de Resistencia. También observamos un Soporte claro, señalado por las dos primeras S en círculos verdes. Utilizando los mínimos de los cuerpos de las Velas que los definen y los mínimos de sus sombras, se procedió a definir también una Zona de Soporte.

Una vez que el precio comenzó a bajar luego de haber tocado el último punto definido como Resistencia, se utilizó la herramienta de TradingView para calcular la Relación Riesgo/Beneficio, utilizando como punto de entrada, es decir, Precio de Compra, el extremo superior de la Zona de Soporte. El Riesgo se colocó un poco por debajo del borde inferior de la zona, mientras que el Beneficio se fijó en el límite inferior de la Zona de Resistencia.

Es importante destacar que acá lo que se está midiendo es la Relación R/B y por eso se trata de ser lo más estricto posible en la elección de los puntos; el Riesgo lo más alto posible y el Beneficio mínimo. Con estos parámetros, se obtiene una Relación R/B de 5.18:1, la cual ya vimos que es excelente. Siempre es bueno dejar un poco de holgura en el Riesgo, es decir no colocarlo demasiado cerca del Soporte, para darle un poco de aire.

Una vez realizado el cálculo, queda esperar a ver como se desarrolla la acción de los precios. Recuerda que ese análisis se hizo antes de que el precio alcanzase el Soporte.

También vale la pena destacar que el hecho de que la relación R/B sea buena no dice nada acerca de la probabilidad de que la operación pueda ser exitosa. Tan sólo nos permite ver que es una buena oportunidad en el caso de que las cosas se desarrollen como esperamos.

En efecto, una vez que el precio llegó a la Zona de Soporte, la cual fue defendida con éxito, después de la próxima Vela, se decidió entrar al mercado. En la siguiente gráfica podemos ver el resultado:

Como se mencionó, luego de la confirmación de que el Soporte se mantuvo, se compró en el punto indicado por la flecha negra indicada por la letra A.

Luego de una corrida muy positiva formada casi con puras Velas verdes, cuando el precio alcanzó el punto B, el cual estaba cerca de la zona de resistencia, se estuvo a punto de cerrar la operación. No hubiese estado mal, una ganancia rápida, pero se prefirió apegarse al plan original, lo que produjo muy buenos resultados.

El precio alcanzó el objetivo y la Orden de Venta Stop-Limit que se había colocado se ejecutó, incluso produciendo un poco más de ganancia. En el siguiente artículo veremos que cuando esta Orden se ejecuta, la venta se realiza al precio de mercado. Como el precio estaba subiendo con fuerza, se obtuvo un Beneficio un poco mayor que el planeado. De hecho, el precio subió mucho, lo que se hubiese podido haber aprovechado.

Así llegamos al final de la discusión acerca del Análisis del Riesgo. En la próxima parte se describe lo referido a la compra de Bitcoin para que puedas comenzar a realizar tus Operaciones y aplicar la Estrategia Desk, así como los mejores operadores para hacerlo. También se explica como realizar las operaciones (Compra, Venta, manejo de órdenes Stop-Limit) lo que te permitirá avanzar hacia tu Independencia Financiera.

Resumen de la parte 8: Análisis de Riesgo

El Análisis de Riesgo es una pieza fundamental en la Estrategia DESK, así como es para cualquiera que pretenda hacer dinero negociando cualquier tipo de instrumento financiero.

Hemos dicho que las emociones influyen en gran parte a la hora de Operar en el mercado, es innato a la naturaleza humana. Lo que distingue a un buen operador de uno mediocre es el manejo del Riesgo. Aquellos que lo ejecutan bien, serán ganadores constantes y verán crecer su capital. Los que no lo hagan, dependerán de la suerte y en general, terminarán abandonando, ya que la disciplina acá es fundamental.

Todos los participantes del Mercado tienen acceso al Análisis Técnico, así que no es que haya fórmulas escondidas para «acertar» sobre la dirección del mercado. Con seguir las reglas explicadas aquí, es suficiente para manejar las probabilidades y convertirte en ganador constante.

Definimos el Riesgo como la máxima cantidad que estamos dispuestos a perder en una operación y Beneficio como la ganancia que esperamos obtener de la misma.

La Relación Riesgo/Beneficio, que se calcula dividiendo ambos valores, debe ser al menos 2:1, aunque preferiblemente debería ser 3:1 para considerar una posible entrada al mercado.

Tanto el manejo del Riesgo como del Beneficio no deben ser dejados a discreción, para esto existen las órdenes llamadas Stop-Loss o Stop-Limit, que automatizan ambos procesos y que siempre debemos usar, sin hacer excepciones.

Recuerda que el Análisis de Riesgo es fundamental.

Compra o Vende BTC

Opera en HitBTC

Opera en eToro

New_Bitcoin_Banners_ES

Noticias

Evalúa tus Conocimientos

Ahora que has terminado con esta parte, toma el Quiz para comprobar que has entendido la totalidad del tema. Es una herramienta importante para tu aprendizaje, ya que te permitirá reforzar lo aprendido y detectar posibles puntos a mejorar

Evalúa tus Conocimientos

Ahora que has terminado con esta parte, toma el Quiz para comprobar que has entendido la totalidad del tema. Es una herramienta importante para tu aprendizaje, ya que te permitirá reforzar lo aprendido y detectar posibles puntos a mejorar

Para continuar hacia la forma de Comprar BTC y realizar las Operaciones de la Estrategia DESK, haz clic en el siguiente botón: